Comprar y servir un buen jamón

Blazquez

A la hora de adquirir un buen jamón ibérico es importante tener algunos pequeños detalles para asegurarnos de que la compra sea un éxito. Jamones Blázquez nos asegura la calidad del mejor jamón ibérico. En este sentido, es importante que el jamón esté etiquetado como que tal, esto es es procedente de cerdos de raza ibérica.

Asimismo nos fijaremos en su calidad. Por una parte bellota, será 100% jamón de cerdo ibérico criado en libertad en las mejores dehesas, con pastos y bellotas en montanera. Jamones Blázquez los curará en secaderos propios, según la experiencia de nuestros métodos tradicional­mente artesanales.

Por otra cebo, 100% jamón de cerdo ibérico alimentado con piensos naturales en nuestras mejores dehesas. Curado también en secaderos propios, de la misma manera artesanal.

Por último, tendremos en cuenta la procedencia del jamón. Es entre Crespos, Peñaranda y Guijuelo, cuna del jamón ibérico, donde Blázquez desarrolla su actividad. Esta zona, privilegiada geográficamente para la elaboración y curación de jamones, es donde Blázquez tiene ubicados sus cuatro centros de trabajo, con mucha historia, tradición, sabiduría y entusiasmo que han sabido asociarse con los modernos métodos de gestión que se requieren en el siglo XXI.

Para conservar y consumir el jamón, Blázquez nos ofrece algunos consejos y sugerencias.

– En cuanto al jamón o paleta, lo desprenderemos del envoltorio y mantendremos en un lugar fresco y seco para que sus propiedades no se alteren.

– Los jamones envasados al vacío l0s mantendremos a una temperatura entre 0 ºC y 5 ºC hasta su consumo. Llegado el momento, lo retiraremos del frío y esperaremos a que alcance su temperatura ambiente. Si no hay tiempo suficiente de que el jamón llegue a temperatura ambiente por sí solo, pasaremos la bolsa por agua caliente, de forma que se adquiera la temperatura idónea rápidamente.

La raza ibérica

Inauguramos esta Enciclopedia del jamón hablando del cerdo ibérico, raza de origen mediterráneo y predominante en nuestra península, de la que provienen todos nuestros jamones y embutidos curados. Esta variedad porcina pertenece al llamado «tronco ibérico» y es ejemplo de la domesticación de cerdos adaptados al régimen de pastoreo, que aprovechan directamente los recursos de las dehesas de encinas, al contrario que las razas industriales donde prima la rapidez de crecimiento. Es un medio así, como nuestras dehesas de Andalucía y Extremadura, donde se da el ecosistema ideal para la cría en libertad del cerdo, entre encinares clareados con extensiones de jugosos pastos donde el cerdo hoza en montanera. Los meses de más frío, el animal completa su alimentación a base de bellotas, algo clave en el sabor de un jamón único.

Son cerdos de cabeza pequeña, gran papada y un hocico alargado. De pigmentación oscura y pelo escaso, tienen orejas en visera y patas muy largas y finas pero resistentes. En parte por esto también, es un cerdo más atlético y armónico, puesto que se mueve más. Acumulan la grasa bajo la piel o entre los músculos, lo que da origen a las vetas blancas tan características.

Bienvenidos

En Jamones Blázquez estamos convencidos de que lo bueno hay que compartirlo y por eso estamos decididos a hacerte partícipe del sabor de nuestros excelentes jamones, paletas y embutidos ibéricos.

Aquí encontrarás todo lo que hay que saber acerca del universo del jamón ibérico para que disfrutes de una de nuestras señas de identidad gastronómicas más importantes en casa y por la que somos reconocidos fuera.

Aprenderás recetas fáciles y originales, descubrirás los lugares donde degustar los mejores Jamones Blázquez y las rutas gastronómicas más interesantes. Conocerás a nuestros amigos y compañeros, la manera de cuidarte y quererte comiendo, disfrutando de la calidad superior de Jamones Blázquez.