Jamones Blázquez

Jamones Blázquez

Casi nueve décadas de tradición experta...

Blázquez: Tradición y prestigio a base de “Admiración”

¿Qué define una experiencia gastronómica sublime? Al igual que en el Arte, la Música o la Literatura, expertos y sibaritas coinciden en una misma expresión: “Generar Admiración”. Una aspiración que nuestra compañía lleva arraigada en su código genético, y cuya expresión a través de los sabores, aromas y texturas de nuestros productos llevamos a más de 30 países.

Todo ello para garantizar el control exhaustivo del ciclo de vida completo de un producto singular. Nuestro punto de partida son las más de 30.000 hectáreas de verdes dehesas repartidas por las regiones de Extremadura, Andalucía y la provincia de Salamanca, un manto que abriga la crianza en libertad de una selección de ejemplares de cerdos con una genética y alimentación excepcional.

Somos fieles a nuestros valores y a nuestra metodología, que emana de la tradición y el culto a cada instante, y que conforman el secreto para la creación de nuestros jamones, embutidos y carnes frescas. Por ello buscamos la excelencia en cada pieza de la composición de nuestra sinfonía gastronómica, desde la elaboración, el secado y curación, y finalmente la logística y distribución.

Nuestra evolución a lo largo de todos estos años nos ha afianzado en la élite de la Gastronomía y la Alta Cocina. Por todo ello, Blázquez evoca sensaciones sublimes a través de nuestra línea premium de productos, denominada “Admiración”.

Buscamos crear una simbiosis perfecta con los profesionales de los restaurantes, hoteles y tiendas gourmet más exclusivas del mundo, que deleitan y sorprenden a sus clientes con momentos de “Admiración”.

Tras casi 90 años de historia y cuatro apasionadas generaciones, nuestra compañía y el apellido Blázquez han compuesto una partitura gastronómica que evoca calidad, confianza y una comprometida atención al detalle, y que llega a chefs, maîtres, críticos y responsables de espacios gourmet de lujo en mercados de Europa, América, Oriente Medio y Asia.

Partimos del legado de una pareja de jóvenes visionarios, Isidoro Blázquez y su mujer Teresa Martín, que en 1932 decidieron arriesgar y hacer germinar en Salamanca la semilla de un proyecto que hoy ha adquirido reputación internacional y es un referente en el sector.

Una visión que su hijo Jacinto hizo crecer con tesón y valentía, y que sus nietos han llevado a una dimensión global fortalecida por los pilares de la innovación, la exclusividad, la inversión en instalaciones punteras y el equipo de profesionales más comprometido y cualificado.

Experiencia, confianza, compromiso, superación… Admiración.

PREMIO
 SUPERIOR TASTE AWARD
 6 AÑOS CONSECUTIVOS MÁXIMA CALIFICACIÓN (3 ESTRELLAS)